Beauty Blender Tool Esponja

Beauty Blender: ¿merece la pena?

Si os digo Beauty Blender, ¿qué se os viene a la cabeza? Seguro que una esponjita rosa con forma de gota, ¿me equivoco? 😉 Hoy os quiero hablar un poco más de ella y llegar a la conclusión de ¿merece la pena, o no? Como todo en esta vida depende de los ojos que lo miren, así que vamos a ver qué dicen los míos.

Beauty Blender Makeup

La compré hace no mucho en Primor por 14 euros aproximadamente, aunque podéis encontrarla en otras muchas tiendas pero yo me hice con ella un día que fui allí y la vi, y me miró y yo la miré y ¡llegó el flechazo! Al día siguiente ya la estaba estrenando por las ganas que le tenía desde hacía tantísimo tiempo.

¿CÓMO SE UTILIZA?

Es importante utilizarla de forma correcta para obtener un maquillaje perfecto, de lo contrario no le sacaremos todo el partido e incluso nos puede llegar a decepcionar. Justo antes de comenzar a usarla debemos mojarla, pero no echándole un poquito de agua por encima no, metiéndola debajo del grifo y mojándola bien, que entre bien el agua en ella.

De hecho, veremos como va aumentando su tamaño. A mi me sorprendió su pequeño tamaño cuando la compré pero cuando la mojamos bien, toma un tamaño mucho mayor -tal y como yo me la imaginaba al principio-.

Cuando está bien mojada, la apretamos para que salga todo el agua pero… ¡cuidado si tenéis las uñas largas, podéis clavárselas muy fácilmente! Y cuando la hemos escurrido bien, terminamos de secarla estrujándola metida en una toalla para quitarle el agua que haya quedado dentro.

¿PARA QUÉ PODEMOS UTILIZARLA?

Pensaréis “¡pues para aplicar la base de maquillaje!”. Sí, pero podemos darle muchísimos más usos. Vamos con ellos:

Base de maquillaje

Podemos aplicar directamente la base en la esponja o en nuestra mano u otro instrumento e ir cogiéndola de ahí. Yo lo he probado de las dos formas: directamente y cogiéndola de la palma de mi mano y he de decir que, en cuanto a la aplicación, más o menos es igual. Pero aplicándola directamente en la esponja esta coge mucho más producto y es más difícil a la hora de limpiarla.

Para que la esponja funcione, ante todo NO debemos arrastrar el producto, sino aplicarlo a toques repartiéndolos por todo el rostro.

El acabado que queda es impecable, queda la base muy difuminada e integrada. En mi caso, yo no necesito bases muy cubrientes, ya que no tengo muchas imperfecciones. Si buscáis un acabado cubriente, creo que no es vuestra herramienta de aplicación y en esos casos no recomendaría la Beauty Blender.

Por el contrario, si tenéis bases de maquillaje muy cubrientes y queréis que queden más ligeras en el rostro, desde luego ¡esta es vuestra esponja! Este es mi caso, y me encanta cómo aligera las bases cubrientes.

Beauty Blender Tool Esponja

Corrector

La parte que termina en pico de la Beauty Blender es perfecta para esta función, ya que podemos llegar a la zona de la ojera y las aletas de la nariz de forma sencilla. Al igual que con la base, aplicada a toquecitos sin arrastrar el producto.

Polvos matificantes

Los polvos los aplico para sellar la zona T y el corrector de la ojera. Es perfecta la esponja para esta función.

Coloretes en crema

Con la zona redonda de la Beauty podemos integrar a la perfección coloretes en crema, quedan muy naturales, más incluso que aplicados con una brocha sintética.

Iluminador

Quizá es para lo que más me cuesta utilizarla, ya que la zona en la que lo aplicamos tiene una forma diferente con respecto a la Beauty, por eso para ello utilizo otras brochas.

¿CÓMO LIMPIARLA?

Yo la limpio con el mismo producto que utilizo para el resto de mis brochas: Fairy. El procedimiento consiste en mojar la esponja, echar el producto e ir estrujando la Beauty para que penetre el jabón y vaya saliendo el maquillaje.

Creo que es uno de los peros que le pondría a la Beauty Blender, ya que me cuesta mucho que quede totalmente limpia, siempre se queda un poco de producto que me cuesta mucho eliminar. Además, a la hora de lavarla hay que tener cuidado de no clavarle las uñas, ya que le podemos quitar un trozo (literalmente puede ocurrir eso).

Además, pierde color al lavarla: sale el agua rosita lo que hace que se vaya perdiendo el color y se quede mucho más pálida.

¿LA RECOMIENDO?

Como os he dicho más arriba, la recomiendo si queréis un acabado ligero: tanto para bases que ya son ligeras o BB Creams, como para bases cubrientes si buscáis que no queden tan cubrientes. En caso contrario, no la recomendaría.

El precio, la verdad es que me parece cara ya que, además, hay que ir sustituyéndola con el paso del tiempo, no como las brochas que nos pueden durar años. Este sería otro punto negativo a restar a todo lo positivo que tiene.

Además, la Beauty Blender no se puede comparar a otras esponjas de este estilo, es única y diferente. Sobre todo, es difícil encontrar una que sea tan blandita y con esa forma que nos ayuda a aplicar productos.

En definitiva y, a pesar de los contras que os he dicho, sí la recomendaría porque la manera en la que aplica los productos es impresionante: parece que formen parte de nuestra propia piel de lo naturales que quedan.

¿La habéis probado? ¿Me recomendáis otras esponjas de otras marcas?

¡Muchísimas gracias por leerme!
Si queréis, dejarme en comentarios lo que pensáis de ella o si la utilizáis de otra forma o para otros productos, ¡me encanta leeros!

4 comentarios en “Beauty Blender: ¿merece la pena?

    • elmundodeanuk dijo:

      A mi lo que menos me gusta es que no es como una brocha, que si la cuidas bien te puede durar muchísimos años. Así las cosas sí que merecen la pena, pero si hay que volver a comprar otra en X tiempo… Por el precio que tiene es cara, aunque la verdad es que funciona suuuper bien y que sirve para todo prácticamente 😉 Muchísmas gracias!!!! 🙂 Besitos!

  1. Anaish dijo:

    Pues nunca he probado esta en concreto x el precio ya q me parece desorbitado y como dices no es xa toda la vida, me gusta emplear esponjitas xo sin duda me quedo con la de maiko o la ubu q me hacen el mismo papel y mx más baratas

    • elmundodeanuk dijo:

      Me parece un producto de muy buena calidad pero ahí ya hay que valorar el precio por eso, porque si durara de por vida como las brochas por ejemplo, merece la pena gastarse más dinero en marcas como Mac, Nars, Bobbi Brown… Pero lo malo es que hay que ir cambiándola con el tiempo. A ver si me animo a probar la de Maiko que además de estas las brochas te las he visto y me hacen ojitos 😉 Muchas gracias preciosa!!! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *